Edad adecuada para contratar una hipoteca

Cuál es la mejor edad para contratar una hipoteca

El hecho de necesitar solicitar una hipoteca para poder financiar la compra de una vivienda es un paso muy importante y que nos obligará a comprometernos con el banco durante gran parte de nuestras vidas. Pero ¿qué franja de edades es la más adecuada a la hora de contratar un préstamo hipotecario? Para llegar a una conclusión sobre este tema hay que valorar diferentes factores, pues los bancos ofrecerán unas condiciones u otras dependiendo tanto de la edad como de los ingresos, ahorros, familia o tipo de vivienda que se compre.

Un hecho irremediable es que no somos eternos. A partir de este dato obvio se sitúa un límite máximo de edad para terminar de pagar la hipoteca, a los 70 o 75 años. Y es aquí donde se deduce que los que más tiempo tendrán para pagar sus cuotas serán los jóvenes, cuyo plazo máximo de amortización aceptado por los bancos es de 40 años. Sin embargo, el hecho de tener trabajos menos estables ligados a la falta de experiencia y juventud, así como menos ahorros para contratar una hipoteca por la misma razón, las entidades bancarias no están muy por la labor de conceder sus préstamos a esta franja de edades comprendidas entre los 25 y los 35 años. Hay que tener en cuenta que en el proceso de compra-venta de una vivienda se deberá pagar al menos un 20% de la tasación del inmueble ya que las hipotecas cubren hasta un 80% del mismo, además del 15% por gastos de contratación. Lo que complica la situación a estas edades.

En el otro extremo encontramos los usuarios hipotecados con edades a partir de los 45 años. Aquí encontramos dos posibilidades: la primera es que el solicitante, al ser más mayor puede poseer más ahorros y contratar una hipoteca a plazo más corto. Para el banco esto será más interesante ya que se trata de un periodo de amortización menos duradero y por esto, los intereses serán menores para el solicitante. La segunda posibilidad en esta franja de edad, es que los bancos piensen que es arriesgado ofrecer una hipoteca a personas que puedan estar en edades de riesgo, con menos años de plazo y por tanto, con cuotas de pago bastante altas. Por este motivo los usuarios deberán demostrar sus capacidades económicas y altos ingresos, puesto que la cuota no puede superar el 35% de los ingresos.

Por último, y en la edad más adecuada para solicitar una hipoteca, encontramos a los clientes de entre 35 y 45 años. Esta franja es la más óptima ya que el plazo de amortización es lo suficientemente largo como para poder cubrir las cuotas mensualmente. Además, los compradores de estas edades suelen tener una carrera profesional bastante definida, con empresas a su cargo o con contratos laborales indefinidos (aunque hoy en día nadie se puede fiar de este tipo de estabilidad) y con sueldos más altos. Adicionalmente, el hecho de tener una pareja estable o un matrimonio de varios años, permitirá a los bancos confiar en la mayor seguridad a la hora de realizar los pagos de las cuotas.

Por tanto, si te encuentras en esta franja de edad y con intenciones de comprar una casa, estás en el momento ideal para dar el paso y solicitar una hipoteca con buenas condiciones.

Etiquetas: ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>