Category Archives: Noticias política general

PGOU Denia

Prórroga de dos años para el Plan General

Prórroga de dos años para el Plan General
La Consellería de Obras Públicas a petición del Ayuntamiento de Dénia ha prorrogado dos años más la vigencia del Documento de alcance del Plan General de Ordenación urbana.
El Documento de alcance contiene las consultas llevadas a cabo con las diferentes Administraciones y otras instituciones que servirán de criterio para la elaboración del estudio ambiental que condicionará el futuro Plan General

Sobre el autor

¿Comprar casa en Dénia ahora o esperar? Consejos

¿Comprar casa en Dénia ahora o esperar? Consejos y datos objetivos.

¿Es el momento de comprar una vivienda o deberíamos esperar a una mejor coyuntura político-económica?

El mercado de la vivienda español lleva varios meses sometido a innegables avatares político-económicos de gran calado, los cuales influyen en gran medida en la toma de decisión de los agentes vendedores, pero sobre todo en la de los compradores.

Causas de la incertidumbre

1º.- España está desde diciembre sin Gobierno. Como todo el mundo sabe los partidos políticos no consiguieron, tras las elecciones del 20D, llegar a ningún pacto entre ellos para formalizar un Gobierno estable al frente de la nación. Los políticos nos han tenido muchos meses entretenidos con cábalas, ocurrencias y buenos deseos, pero sin concreción ni resultado positivo alguno. Y las nuevas Elecciones Generales convocadas para el 26 de junio no parece que vayan a despejar ninguna incógnita de forma inmediata… al menos pasaremos todo el verano sin gobierno. Y para postre, los partidos emergentes auguran cambios estructurales importantes en la vida político-económica del país.

2º.- La posible salida de Reino Unido de la Unión (Brexit) y la crisis de los refugiados han sido también dos constantes en los últimos meses que han emponzoñado el libre discurrir de la vida social y económica del país. Ambos porque ponen en jaque el proyecto mismo europeo.

Esta incertidumbre política y económica provoca, además de un claro desencanto con los políticos, gran nerviosismo entre el ciudadano de a pie y, en general, desanima al pequeño inversor y a algunos compradores de vivienda que no saben qué camino tomar.

¿Comprar ahora o esperar?

Aunque no es nuestro propósito predecir escenarios posibles para el mercado de la vivienda, las preguntas que a diario nos hacen nuestros clientes nos obligan a poner en sus manos los datos objetivos de que disponemos, para que les ayuden en la toma de decisiones.

1º.- Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2007 el precio de la vivienda había alcanzado una depreciación aproximada de un 40 – 48% en algunas zonas del Mediterráneo. Sin embargo, la tendencia a la estabilización en los últimos meses ha sido muy notable y el escenario a corto plazo indica posibles subidas del precio de la vivienda según zonas.

DATOS OBJETIVOS:

a.- nunca ha estado tan barata la vivienda desde 2007

b.- según el INE ya ha comenzado a subir

c.- en Dénia y comarca se ha llegado ya al punto de estabilización

d.- Este dato aconsejaría comprar, antes de que los precios suban.

2º.- La coyuntura político-económica española es ciertamente complicada pero no afecta ni puede afectar al mercado de la vivienda.

DATOS OBJETIVOS:

El comprador no ha hecho caso de la coyuntura. En nuestra agencia inmobiliaria en Dénia las solicitudes de compra de casas en los primeros 5 meses del año han aumentado un 27% respecto al mismo periodo del año anterior (955 en 2015, 1.213 en 2016).

3º.- Aunque el Brexit puede ser un hecho, los compradores británicos han hecho hasta la fecha caso omiso de la posible salida del Reino Unido de la UE.

DATOS OBJETIVOS:

Los británicos continúan siendo los principales compradores de vivienda en España entre los extranjeros con el 22% del total de demanda exterior (en el primer trimestre de 2016, han adquirido 2.814 propiedades) y sus compras aumentaron un 44% respecto a 2015.

4º.- Si el Brexit llegara a consumarse tendría consecuencias positivas indirectas para el mercado inmobiliario español y para la economía de la nación.

DATOS OBJETIVOS:

Tras la salida de los británicos, el más importante efecto positivo vendría del Banco Central Europeo. Para esquivar un parón en la recuperación de la zona euro, caídas de las Bolsas y un menor gasto de las familias y empresas, volvería a bajar el tipo de interés al que presta dinero a los bancos.

También inyectaría más dinero a la economía. Las consecuencias serían un Euribor más negativo y un aumento de préstamos hipotecarios.

Por otra parte, no sería raro que para evitar un referéndum en cualquier país de la zona euro, la CE relajara los planes de reducción del déficit públicos de los distintos países. Esta acción evitaría nuevas recortes en algunas partidas del presupuesto de las administraciones públicas y permitiría a muy corto plazo un mayor crecimiento de la economía española.

5º.- Ningún cambio estructural de carácter político puede afectar al mercado residencial español, ya que cuanto más avanzado o progresista fuera más beneficia al propietario.

DATOS OBJETIVOS:

Medidas sobre vivienda de la izquierda política española: alquiler estable y asequible, garantías de defensa y de prueba en el procedimiento de la ejecución hipotecaria, derecho a la dación en pago, eliminación de las cláusulas abusivas, primera y única vivienda inembargable.

Para saber más: Evolución ventas de la vivienda en Dénia,  Evolución precio de la vivienda en Dénia

Sobre el autor

Playa Almadrava Denia

La Ley de costas amenaza de nuevo las playas de Dénia.

La Ley de costas amenaza de nuevo las playas de Dénia.

Las agencias inmobiliarias de Dénia andan muy preocupadas porque, aunque ya es por todos conocido que el nuevo Plan General Estructural de Dénia (Plan General de Ordenación urbana de Dénia) dormirá un largo sueño hasta que alguien lo despierte en la nueva legislatura que comienza el día 13 de junio, algunas consecuencias extraordinarias descubiertas en su proceso de redacción quedarán definitivamente operativas si el nuevo Ayuntamiento no lo remedia.

Así, por ejemplo, las limitaciones al crecimiento urbano que impone la falta de recursos como el agua potable o la energía, o las nuevas zonas declaradas inundables (que recalifican 1.000.000 de m2 urbanizables a no urbanizables en la playa de Almadraba Molins), han alcanzado la categoría de definitivas, salvo que la nueva Corporación municipal pelee por ellas ante los organismos competentes (Ministerio de Medio Ambiente, Confederación Hidrográfica del Júcar, Consellerias y Patricova).

Pero de entre todas, la amenaza más grave que se cierne sobre Dénia es la ampliación de la Servidumbre de Protección del Dominio Público Marítimo Terrestre de 20 a 100 metros en aquellas playas de Dénia que no puedan demostrar que eran urbanas en el año 1988, fecha de la aprobación de la Ley de Costas.

El Informe requerido de forma preceptiva a Jefatura de Costas acerca del proyecto de Plan Estructural promovido en la legislatura que acaba, fue contestado de forma desfavorable por este Organismo. Entre otras “correcciones” el escrito de Costas incidía en la necesidad de ampliar en el nuevo PGE la Servidumbre de Protección hasta los 100 metros en muchas de las playas al oeste de punta de Els Molins (algunas zonas de Marines, de Almadraba Molins y de Deveses). El fundamento de Costas era que las sucesivas sentencias que habían anulado los graduales Planes Generales de Dénia y retrotraído su ordenamiento urbanístico al Plan General de 1972, habían derogado el Plan Provisional vigente en 1988 y dejado, en consecuencia, como no-urbanas las playas que no tenían en aquella fechas una promoción definida especifica al margen del Plan General Provisional anulado (Unidades de ejecución, Promociones…). Las recomendaciones de Costas advierten al Ayuntamiento que, en el caso de no tener documentación que acredite que estas zonas de playa eran urbanas en el año 1988 (y Costas sabe que no la tienen), tendrán que demostrar que estaban consolidadas urbanísticamente en 2/3 partes o que disponían de servicios urbanos en aquella fecha. Las mismas recomendaciones que hicieron cuando declararon la ampliación de la Servidumbre en Las Rotas, que el Ayuntamiento contestó recientemente y que han sido rechazadas de nuevo por Costas.

¿Que pasará con aquellos que hayan comprado o quieran comprar una casa en las playas de Dénia?

Sobre el autor

Denia PGOU

Los informes negativos impiden la aprobación del PGOU.

Los informes negativos impiden la aprobación del PGOU.
El Plan General de Ordenación urbana no se aprobará en esta legislatura según los datos que van apareciendo estos días en la prensa.
Los informes técnicos desfavorables de elaboración municipal y la ausencia de otros que deberían emitir otras instituciones están bloqueando la aprobación del PGOU de Dénia. Los grupos políticos en la oposición del Ayuntamiento de Dénia se muestran molestos con este retraso y atribuyen a discrepancias entre los socios de Gobierno la alarmante demora que está sufriendo el plan. El equipo de Gobierno sin embargo cree que no puede llevarse a Pleno un programa con tantos informes en contra y con tan poco consenso.
Los empresarios (CEDMA) han criticado también esta falta de diligencia.

Sobre el autor

PGOU Denia

Nuevo retraso en el Plan General de ordenación urbana de Denia

Nuevo retraso en el Plan General de ordenación urbana de Denia
El PGOU se retrasa de nuevo. Informes complementarios están demorando mucho mas de los deseable los procesos preceptivos para su aprobación.
En concreto, un Informe que debe cumplimentar el Ayuntamiento vecino de Ondara, solicitado hace más de un año, no ha sido presentado todavía. La propia Consellería, la que tiene que aprobar el Plan, también tiene pendientes al menos un Informe obligatorio. Y la empresa que gestiona las aguas potables de Dénia, Aqualia, no ha emitido todavía el suyo.
Esperemos que estos importantes inconvenientes se solucionen en breve.
Saber más sobre el PGOU de Dénia

Sobre el autor

2740--003

Pisos en Denia a 600 euros o como viajar en el tiempo

 

Pisos en Denia a 600 euros o como viajar en el tiempo

Hace unos días El País publicaba un artículo, firmado por 3 prestigiosos catedráticos españoles emigrados al extranjero, en el que se criticaba el fuerte ataque de victimísmo que está sufriendo la sociedad española, como respuesta a la dura negociación económica con Bruselas: Europa no nos quiere, el BCE no nos ayuda, nosotros hemos hecho nuestros deberes, nos tienen manía…

Los profesores (de economía para mas señas) demuestran en su artículo como esta falacia, tan enraizada en la mentalidad española, no tiene ningún fundamento: tras varios años de crisis nadie en España ha conseguido levantar cabeza, los bancos cada vez están más hundidos, las reformas y ajustes de los diferentes Gobiernos no han conseguido más que agudizar el desasosiego de los mercados y las mentiras contables y de todo tipo de los gobiernos autonómicos (y centrales) demuestran que, en nuestro país, el desequilibrio estructural y constitucional es mucho más que una anécdota.

Es obvio que nadie en España ha hecho los deberes o, al menos, nadie los ha hecho bien; Europa, en cambio, ha demostrado una gran comprensión hacia nosotros -y la continúa manifestando-, con su paciencia infinita ante tanta mentira o concediéndonos créditos blandos, como el último de 100.000 millones, a pesar de las críticas crecientes de algunos sectores políticos españoles, que sólo ven en estas ayudas financieras la mano negra  de la gran banca europea, que sólo busca (dicen ellos), con sus oportunistas operaciones monetarias, sacar más leña del árbol caído.

Algunas voces, en un tono cada vez más airado, exigen mano dura con nuestros socios. El orgullo español (somos pobres pero vanidosos) amenaza con abandonar el euro si nuestros “amigos” no se avienen a razones, olvidando que pertenecemos a un club supranacional que (a pesar de sus sombras, dudas y contradicciones) tiene sus propias reglas, forjadas al calor de muchos años de democracias y de respetos mutuos, y sin parecido alguno con las nuestras, nacidas de un mundo donde algunos sobreviven gracias a la estafa y al engaño y donde la simple expectativa de honradez levanta sonrisas (al menos entre ciertos estamentos). Dicen estas voces que la salida del euro aumentaría nuestro margen de maniobra y nuestra competitividad. Que eliminaríamos de inmediato toda la deuda pública y privada. Y que (finalmente el broche) con nuestro portazo dejaríamos con cara de tonto a nuestros ricos socios europeos. Otra machada tan inútil como paranoica.

Ocurriría exactamente al revés: la salida del euro significaría una devaluación monetaria tan significativa que, en sus primeros momentos, rondaría el 60%, con lo que las importaciones (sobre todo tecnología e hidrocarburos) se convertirían en inasequibles para el ciudadano medio, la mayoría de los bancos quebrarían y se imposibilitaría, para siempre, la devolución de la deuda pública y privada. Y lo que es peor, en un mundo cada vez más globalizado, seríamos expulsados del único club que nos ha admitido y que es, para más INRI, nuestro escenario natural. Con lo que, en consecuencia, la famosa competividad no sólo no aumentaría sino que disminuiría: y sin mercados nos tendríamos que comer nuestros propios pepinos y tomates. Y, que sepamos, de la autarquía y el aislacionismo nadie ha sobrevivido. Sería la vuelta a los tristes años 50.

A los nostálgicos de los viajes al pasado habría que preguntarles: ¿le gustaría volver a un tiempo donde nuestros hijos, desnutridos y con la cara llena de mocos, bebían leche de polvo procedente de ayudas internacionales?; ¿a un tiempo donde nuestros únicos viajes al extranjero eran a la vendimia francesa o de albañil a Alemania?. ¿A un tiempo en el que un piso en Denia costaba tan sólo 600 euros (100.000 pesetas), pero nadie lo podía comprar?

Intentemos convencer a Europa de que, aunque algunos se empeñen en demostrar lo contrario, ya NO somos un país de pícaros ladrones de gallinas. Y perdonen la expresión, pero es que nos va el futuro en ello, el nuestro y el de nuestros hijos.

 

Sobre el autor